SEC detecta 8.000 km de cables eléctricos con fallas de seguridad

Se trata de un tipo de conductor que fue importado desde España y que se le revocó la certificación. Ahora, el organismo fiscalizador está buscando quiénes pudieron adquirirlos, para advertirles de esta situación.

cables Sec

Una señal de alerta se encendió entre algunos actores del sector eléctrico. Esto, porque la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) detectó partidas de cables importados desde España que no cuentan con todas las medidas de seguridad exigidas en Chile. En total, según el ente fiscalizador, en el país hay más de 8.000 km de estos conductores a los cuales se les revocó la certificación, que asegura, entre otras materias, que estos productos no propaguen los incendios.

Se trata de los cables de la familia RZ1-K, libre de halógenos. Estos conductores, según la normativa nacional, se deben instalar en los lugares que concentren a más de 25 personas por más de 15 minutos. Entre los sitios que tienen que contar con este producto se encuentran malls, hospitales, cines, discotecas, casinos y edificios residenciales.

El concepto libre de halógeno incluye una serie de propiedades. Sandra Rodríguez, gerenta general del organismo certificador Ingcer, indicó que se exige que estos cables “frente a un incendio declarado no lo propaguen, no emitan gases tóxicos ni humos de alta opacidad. Estas características son fundamentales para el trabajo de bomberos en la extinción del fuego”.

Respecto de la no propagación, la norma exige que si el conductor entra en contacto con fuego, la llama debe extinguirse sola a los 2,5 metros. Y fue justamente esta propiedad la que no cumplían los cables que alcanzaron a ingresar y a comercializarse en el país.

¿Cómo ocurrió esta situación? En la industria explicaron que los conductores eléctricos que ingresan a Chile desde España vienen con un certificado de seguridad, el que es validado en el país. En abril, un laboratorio realizó pruebas a estos productos y, en el test del fuego, detectaron que los recubrimientos propagaban las llamas.

El superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila Bravo, explicó a La Tercera que “el sistema de certificación que posee nuestro país permitió detectar una serie de productos, del tipo cables eléctricos, provenientes de España, los que presentaban problemas con cierto tipo de ensayos, razón por la cual se canceló su certificación, prohibiéndose su comercialización en todo el país”.

Ávila añadió que “la SEC tuvo acceso a esta información a través del Informe de Rechazo emitido por el organismo de certificación Ingcer S.A., de fecha 28 de abril de este año”.

A través de Ley de Transparencia, el organismo fiscalizador entregó las resoluciones en que se dictó la prohibición de venta en Chile. En los documentos se señala la marca, modelo y país de fabricación del cable, añadiendo que “no se encuentran conformes a los estándares fijados por la normativa, existiendo un riesgo para la seguridad de los usuarios que requiere ser tratado mediante la adopción de medidas rápidas y efectivas, como es prohibir transitoriamente su comercialización en el país”.

El alcance de este problema fue entregado por el propio superintendente: “De acuerdo a nuestros análisis, existe un total de 8.630 kilómetros de los cables cuestionados que ingresaron al país, lo que equivale al 4% del total de cables en condiciones de ser comercializados en Chile”.

La SEC, también vía Transparencia, entregó el listado de los nueve importadores que en los últimos 12 meses tuvieron cables a los cuales se les canceló la certificación. Desde algunos de estos lugares indicaron que ellos no son responsables, pues no los fabrican. Su venta, aseguran, está congelada.

 

 

Fuente: La Tercera.

Ver noticia completa en:

http://www.latercera.com/noticia/sec-detecta-8-000-km-cables-electricos-fallas-seguridad/

madeco seguridad